image

El reconocimiento del derecho a la vivienda como derecho constitucional está vinculado a su consideración como una necesidad básica imprescindible para vivir con dignidad y seguridad, para desarrollar libremente la propia personalidad y participar, incluso, en los asuntos públicos.

Con estas palabras, plasmadas en una Proposición de Ley, mostramos nuestra inicial voluntad, la del Partido Socialista de la Región de Murcia, de aportar modestamente, de construir y poner sobre la mesa, una propuesta política para el debate ciudadano y parlamentario que pretende ser una de las respuestas a los graves efectos que la crisis está provocando en miles de familias de la Región de Murcia.

¿Es necesaria una Ley de vivienda en nuestra Región? La respuesta es rotundamente, sí. Los aludidos efectos de la crisis, tan repetidos como dañinos, tienen su origen no sólo en una crisis internacional que ha pasado por encima de todos los gobiernos, sean del signo que sean, sino también en la trayectoria de gestión que en determinados territorios, como el nuestro, destacan por la falta de hoja de ruta y por la ausencia de una planificación desde el sentido común de cómo y de qué manera deben crecer nuestros pueblos y ciudades.

La respuesta como decía es sí, pero no un sí cualquiera; un sí a una política de vivienda que atienda, en primer lugar, lo urgente, las necesidades de vivienda de las familias de la Región de Murcia que por razón de esta crisis han perdido su vivienda habitual o se encuentran en riesgo de perderla. Y en segundo lugar, un sí a una política de vivienda que se aleje de la barra libre que este Gobierno regional desnortado ha impuesto de forma irresponsable, cediendo permanentemente ante los intereses particulares de aquellos que en el fragor del boom urbanístico aprovecharon la oportunidad de plantear grandes negocios irreales, que hoy se cuentan por viviendas deshabitadas con la complicidad de unos pocos políticos corruptos.

Por el contrario, apliquemos criterios de sostenibilidad al crecimiento de nuestras ciudades y pueblos, por una buena coordinación con los municipios de nuestro territorio, determinemos de forma seria con los elementos censales y estadísticos adecuados cuáles son las necesidades reales de vivienda de los ciudadanos de la Región de Murcia; apostemos por una vivienda ligada al turismo, adecuada a las demandas reales del mercado, apliquemos medidas para permitir la emancipación de los jóvenes, hagamos una apuesta seria por el alquiler con todas las seguridades jurídicas y, en definitiva, hagamos valer el derecho a la vivienda como un elemento clave en el crecimiento justo y solidario de nuestra sociedad.

Estas y otras razones han determinado el cumplimiento de nuestro compromiso, un compromiso que queremos compartir con los demás partidos políticos de ámbito regional y, sobre todo, con todos los colectivos que como la PAH luchan en la calle para evitar que se produzcan las situaciones más injustas que provoca esta crisis.

Parar la sangría de los desahucios, poner en marcha las medidas precisas para evitar que las familias que peor lo están pasando vean en peligro la atención a sus mínimos vitales y dotar de cordura al crecimiento de nuestras ciudades y pueblos es nuestra apuesta en el presente; pero que no le quepa duda a nadie, nuestra apuesta es ambiciosa y sostenible, pase lo que pase, el compromiso es firme: con un gobierno socialista en la Región, esta Ley será una realidad para el pleno desarrollo del derecho ciudadano a una vivienda, digna, adecuada y accesible.

*Artículo publicado en el Diario La Opinión de Murcia el 27/10/2014

Tagged with:
 

Comments are closed.