“Un sueño que sueñas solo es sólo un sueño. Un sueño que sueñas con alguien es una realidad”. 

De esta forma puso fin al discurso de bienvenida Santiago López, presidente de ASIDO (Asociación para la Atención Integral de Personas con Síndrome de Down de Cartagena y sus Familias), en la gala amigos solidarios a la que asistí el sábado con mi compañera Teresa Rosique. Con esta frase expresó a los asistentes el leitmotiv del proyecto que durante muchos años viene desarrollando ASIDO, es decir, conseguir un objetivo común desarrollando un trabajo en el que las personas con síndrome de Down, los profesionales y las familias, tratan de afrontar y salvar de forma conjunta las dificultades que supone el desarrollo vital de personas con esa discapacidad intelectual.

En el tiempo que pasamos allí, apreciamos de cerca el ambiente familiar que se respira en la asociación, conocimos a padres, madres, hermanos y abuelos de las personas con síndrome de Down que compartían esa noche con nosotros. Sin duda, es reseñable la contribución que ASIDO realiza en favor de estas personas y de sus familias, así como la de las instituciones y empresas que de una u otra forma colaboran con la asociación para la consecución de sus fines, como la colaboración que lleva a cabo el cuerpo militar de Infantería de Marina con sede en Cartagena, en cuyas dependencias muchas de las personas con esta discapacidad intelectual tienen la oportunidad de iniciar un período de prácticas previo a su posterior inserción laboral.

Ellos y ellas, mujeres y hombres de distintas edades, son personas con síndrome de Down, sí, pero rebosan ganas de vivir, no son diferentes ni quieren sentir que lo son, no quieren dar lástima, quieren que les respetemos, quieren ser dueños de sus decisiones y aspiran a tener una vida independiente. Son, en definitiva, personas con una discapacidad intelectual, pero son sobre todo ciudadanos que aspiran a tener los mismos derechos que cualquier otro.

Ellos se esfuerzan para lograrlo. Sólo necesitan nuestro apoyo. En la imagen que acompaña esta entrada podemos ver un detalle que han confeccionado las personas con síndrome de Down, personas que pese a su discapacidad, reivindican el derecho a su desarrollo personal, a ser dueños de su vida y de sus decisiones.

Tagged with:
 

Comments are closed.