Como era de esperar, Bernal ha metido de nuevo la mano en los bolsillos de los empleados públicos para paliar la gestión catastrófica que el Gobierno de Valcárcel está realizando en esta crisis. Por tanto, la recuperación de los ingresos públicos no se va a sustentar en ingresos tributarios adicionales (sobre transacciones financieras, Actividades Bancarias, Grandes Fortunas, grandes superficies comerciales, sobre el patrimonio, etc.), sino quitando parte de las pagas extra a trabajadores mileuristas, que son el 70% de los empleados de la Administración regional.

Como era de esperar, tampoco adoptará medidas para luchar contra el fraude fiscal, a pesar de que la economía sumergida en la Región ya alcanza el 30%. Y mientras trata de lavar la cara eliminando unas cuantas sociedades creadas por el Gobierno Regional para dar “cobijo” a los amigos, deja en activo muchas otras. Por supuesto ni una sola estrategia o medida para estimular la economía y crear empleo, a pesar de que el PSOE le ha ofrecido un Plan que contempla 75 acciones para dar respuesta a los problemas más urgentes.

Pero claro, si no hay propuestas para ayudar a las PYMES con apoyo crediticio, ni planes de choque para crear empleo entre parados de larga duración y jóvenes, ni acciones encaminadas al crecimiento económico de la Región, ni programas de formación para impulsar la iniciativa y la cuaficación,etc. ¿Qué podemos esperar que hagan para rescatar a las personas que peor lo están pasando?

El Gobierno del PP ni en España ni en la Región de Murcia se plantea ni una sola medida para reforzar la protección frente al desempleo, ni crear una renta básica dirigida a las familias con menos ingresos, o articular un plan para reducir y evitar la pobreza infantil, dar soluciones a personas sin trabajo que tienen riesgo de perder su vivienda, ofrecer soluciones a las personas afectadas por las “preferentes” o “subordinadas”, desarrollar servicios sociales dirigidos especialmente a personas en situación de dependencia, etc. etc.

Mientras quede un solo maestro, enfermero, bombero o recogedor de basura, el PP seguirá utilizando la misma estrategia para “salir de la crisis”: remachar una y otra vez sobre el mismo, otra vez sobre el lado más débil.

Comments are closed.