La Región de Murcia, tal como hoy la conocemos, no podría entenderse sin tener en cuenta las repercusiones económicas, sociales y ambientales del trasvase Tajo-Segura. Desde 1979, se ha convertido en una infraestructura crucial y estratégica para la economía tanto industrial como de servicios de nuestra autonomía territorial, de ahí que la aprobación del Plan del Tajo con una reserva de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera, no sólo puede suponer la “muerte” de esta infraestructura, sino que ocasionaría una crisis sin precedentes en el único sector que sigue generando empleo actualmente: la agricultura.

Una agricultura de alto rendimiento que requiere gran cantidad de mano de obra, diversos estudios estiman que en la cuenca del Segura hay unos 110.000 empleos directos y otros 70.000 inducidos, una agricultura innovadora y competitiva en la que las empresas hortofrutícolas de Murcia, Alicante y Almería concentran un 40% de las exportaciones españolas abasteciendo sobre todo a los mercados de la Unión Europea prácticamente durante todo el año.

A ello, se han unido las cuantiosas inversiones aplicadas al mantenimiento y mejora de esta infraestructura, así como para la implantación de sistemas eficientes de riego concediendo para ello ayudas directas a las comunidades de regantes, todo ello en la legislatura del anterior gobierno socialista.

El Tajo-Segura, no sólo ha sido y es una pilar fundamental para nuestra economía, además, la aportación del trasvase es fundamental también desde el punto de vista ambiental, además de haber resultado un elemento clave de solidaridad interterritorial, pues las autonomías que ceden el agua al levante español, han recibido en concepto de compensación, en los últimos 21 años, un total de 300 millones de euros de agricultores y ayuntamientos.

Todos estos datos nos reafirman en la importancia que esta infraestructura ha tenido y tiene para nuestro desarrollo económico , y por ello, no es el momento de las dudas, no es el momento de ceder ante pretensiones ajenas que pongan en juego una decisión solidaria de país, y si es el momento de pedir al Partido Popular en la Region de Murcia, que tanto ha ganado con su mentira del “agua”, que defienda los intereses de nuestra Región por encima de sus intereses partidarios, ya que hay razones de peso para que el Trasvase Tajo-Segura,  “nuestro trasvase”, no se toque, pues hoy por hoy es insustituible para sostener la economía y el paisaje del sureste español como principal elemento de cohesión social.

Tagged with:
 

Comments are closed.