La maquinaria propagandística del PP, lleva días anunciando a los cuatro vientos el cambio de tendencia en los datos del paro, aferrados a un clavo ardiendo. Y es lógico, porque se les van agotando los recursos para mantener su credibilidad, aún con el electorado más fiel.

Pero para el común de los mortales, el descenso del número de desempleados que hoy se ha hecho público no invita al optimismo. Basta comparar el descenso de 1.840 parados en la Región este mes de mayo, con los 4.272 del mismo mes del año 2011 (en plena crisis).

Aunque lo más significativo, y así lo subrayan los sindicatos UGT y CCOO es que mayo viene siendo un mes positivo debido al inicio de la contratación estacional en el sector servicios de cara al verano, y a la intensificación de la actividad agrícola.

Y mientras tanto la mitad de las personas desempleadas son de larga duración, además aumentan las personas que no tienen ningún tipo de prestación, lo que está aumentando cada vez más la bolsa de pobreza. Esto sin olvidar el desánimo de los parados a la hora de inscribirse en el SEF, por la imposibilidad de encontrar trabajo por esta vía, o los miles de jóvenes que se están marchando al extranjero.

No cabe duda que hay razones para sentir alivio en este momento porque haya casi 100.000 personas menos en el paro, pero hay millones de razones para la preocupación. Por desgracia, vemos que el PP prefiere recurrir al triunfalismo en lugar de apostar por medidas de estímulo de la economía y el empleo, además de permitirse el lujo de despreciar el consenso social y político y las propuestas que tanto PSOE como sindicatos le han ofrecido.

Lo dicho, “una verdad a medias no es más que una cobarde forma de mentir”, y en esto el PP es un verdadero experto.

Tagged with:
 

Comments are closed.