XIV Congreso

 Con este programa fui candidato a la Secretaría General del PSRM-PSOE en el pasado XIV Congreso Regional que celebramos en marzo de 2012.

 

PARTIDO, EQUIPO Y FUTURO

 

¿De dónde partimos?

Este Congreso Regional es decisivo para el futuro de nuestro Partido y de nuestra Región. Son muchos años ya los que llevamos sin acceder al poder autonómico. Pero este problema se ha acrecentado con la pérdida del poder local. Hemos perdido la credibilidad y no somos para la mayor parte de la sociedad murciana alternativa de gobierno y no cabe duda que con nuestros propios errores hemos contribuido a ello.

Es probable que en los próximos meses o años, el Gobierno regional del PP sufra un desgaste que antes volcaba hacia el Gobierno central de signo socialista. La culpa de todo era del gobierno de Zapatero. Ahora gobiernan la nación, la Región y la gran mayoría de los ayuntamientos. Es evidente que la situación económica actual les va a pasar factura. Y, en ese instante, tenemos que estar preparados para representar la alternativa de cambio, el recambio al gobierno actual. Es una obligación estar preparados para gobernar.

La ciudadanía buscará referentes y, si no hacemos las cosas bien, no lo van a encontrar en el PSRM. Puede que la gente ya esté buscando alternativas. Y si no las encuentra en nosotros, las encontrará en otros partidos o incluso dentro del propio PP. El PSRM cada vez tiene menos peso en la sociedad murciana.

Hasta aquí, el diagnóstico, pero ahora deberíamos preguntarnos,

¿Queremos cambiar esta situación?

Desde luego, sí. Puede ser que haya quien se sienta cómodo administrando nuestras miserias. Puede que haya a quien le baste con estar instalado en la eterna y cómoda oposición. Puede que exista la tentación de cambiar algo para que todo siga igual. Pero quien piense así corre el peligro, más que evidente, de que en pocos años no haya nada que repartir ni oposición en la que dormitar. Aquí no se trata de estar para salir en la foto, sino de cambiar el partido para transformar la sociedad.

La respuesta, por tanto, tiene que ser necesariamente que tenemos que cambiar radicalmente la dinámica actual y presentarnos como un partido serio y de gobierno. Pero no basta con cambios de imagen o de personas. Hay que abordar una verdadera renovación, una refundación del PSRM.

Necesitamos una Ejecutiva que sea capaz de aunar las diferentes sensibilidades del Partido. No parece, pues, que los problemas de nuestra organización se solucionen ganando un Congreso, sino con un proyecto sólido capaz de generar unidad e ilusión en militantes y simpatizantes. No podemos seguir enzarzados en luchas intestinas. Nuestro adversario político no está aquí, en este congreso. Debemos trasladar a la sociedad una imagen de unidad, solvencia y credibilidad.

Un proyecto colectivo de partido.

Para ello, es fundamental un proyecto de partido a medio y largo plazo. Y nosotros tenemos ese proyecto.

Se presentan ante el partido tres candidatos y una candidatura. En ella, el Secretario General actuará como nexo de unión entre las diferentes Vicesecretarías que se crearán, con una parcela de trabajo muy definida con una planificación y unos objetivos concretos y rindan cuentas a la militancia mediante informes periódicos.

Es el tiempo de los equipos  bien cohesionados y de una dirección colegiada.

No es tiempo de personalismos, de liderazgos mesiánicos, sino de trabajo en equipo. Y un equipo de solvencia como el que presentamos garantiza, como mínimo, el trabajo y la voluntad de cambio.

Renovación, cambio, participación… Sí, pero ¿cómo?

Palabras como renovación, cambio, transparencia, participación… las oiremos por parte de todos los candidatos. Lo importante es distinguir quién o quiénes pueden llevar a cabo este cambio.

Las personas somos importantes, en tanto en cuanto tengamos un proyecto y la convicción de llevar a cabo las reformas necesarias e imprescindibles para evitar que nuestro Partido se hunda y podamos reflotarlo y devolverlo al lugar que debe ocupar dentro de la sociedad murciana.

En teoría, no existen grandes diferencias sobre el modelo de partido que queremos todos. El 38º Congreso del PSOE ha incluido en sus resoluciones y en los Estatutos del partido una serie de reivindicaciones de la militancia que favorecen la transparencia, la democracia interna y la rendición de cuentas. Los documentos aprobados en el Congreso Federal deben ser la guía de funcionamiento de nuestro Partido. La diferencia está en cómo se gestione después del Congreso. Los principios sobre los que asentar el futuro del PSRM están ahí, la clave está en cómo desarrollarlos.

Y para ello, ya tenemos que decir qué es lo que vamos a hacer nosotros. Hay que concretar el proyecto. Llegados a este punto no valen las vaguedades ni los lugares comunes.

Un proyecto que ha de ser compartido y participado, sometido a la evaluación continua y la consideración de tod@s l@s militantes. Un proyecto donde la rendición de cuentas de la gestión, en base a los objetivos planteados y el proyecto a desarrollar ha de ser prioritaria para ganar en transparencia.

¿Qué partido queremos?

Hoy más que nunca, “militancia pura y dura”. Hay que amplificar las figuras del militante y del simpatizante. El PSRM debe ser un partido de bases, no de cuadros.

Respecto al militante, hay que darle la máxima participación en los diferentes niveles de toma de decisión. Hay que estructurar un sistema limpio y transparente donde se oiga y decidan todos y todas. Para ello, proponemos:

  •  La elección directa del Secretario General mediante el sistema de un militante un voto.
  • Confección de listas locales y regionales desbloqueadas y/o abiertas y a través de los procedimientos de primarias para la elección de candidatos a las alcaldías y a la Presidencia de la Comunidad Autónoma.
  • Consulta directa a los y las militantes a la hora de decidir las cuestiones relevantes políticas y orgánicas.
  • Rendición periódica de cuentas a la militancia.
  • Pero también tenemos que pedir a todos y todas las militantes que ejerzan su militancia. Si queremos revivir este Partido, sólo desde la implicación de los hombres y mujeres del PSRM se puede conseguir.

Hay que redefinir la figura del simpatizante. Los simpatizantes pueden constituir un elemento esencial como cuña de penetración social. Es importante elaborar una listado de simpatizantes en todas las Agrupaciones Locales, así como establecer una “hoja de derechos y deberes” y aportaciones económicas voluntarias.

Y hablemos también de organización interna. Queremos un modelo de partido más acorde a nuestros tiempos, a nuestra situación en la actualidad. Y para ello, tenemos concebida dentro de la estructura orgánica como prioritaria el área de Organización.

El secretario general y la Ejecutiva deben concentrar su trabajo en la organización y funcionamiento del Partido, por ello, no nos debe asustar la separación entre el poder orgánico y el institucional, si ello es necesario.

Todos los cargos del Partido han de tener una limitación de mandato, que estimamos en un máximo de 8 años, prorrogables, en casos excepcionales, por 4 más, cuando así lo decidan las bases. Debemos ser ejemplares y no debemos dar la imagen de que el Partido es el cortijo de unos cuantos.

Queremos y proponemos un Partido descentralizado, y para ello, proponemos la creación de una estructura a nivel de dirección del partido que atienda de forma específica las comarcas de la Región, facilitando así el contacto del militante del partido con la Ejecutiva Regional.

Proponemos reformular, ampliar e impulsar las Organizaciones Sectoriales para mejorar su implicación en la elaboración de políticas, y establecer cauces de participación con las secretarías y los grupos en las instituciones.

Recuperemos la Región… pueblo a pueblo.

Hace años llegamos a gobernar en más de treinta Ayuntamientos. Hoy tenemos cuatro alcaldes. Hay que cambiar esta peligrosa dinámica.

Nosotros apostamos por la política municipal como prioridad. La Región sólo la recuperaremos “pueblo a pueblo”. Sin el poder municipal es imposible acceder al poder autonómico.

Nuestra apuesta decidida por el municipalismo queda refrendada por la composición de nuestra candidatura, con alcaldes, ex alcaldes, concejales y portavoces de grupos municipales. Es en la política municipal donde se vive de una forma más directa e intensa la relación entre política y ciudadanía. Y es ahí donde podemos tomar un contacto más real y cercano con los problemas reales de los ciudadanos y ciudadanas.

Apostaremos de forma decidida por crear una verdadera red de concejales y concejalas socialistas que frente el debate y la participación de cara a la elaboración y definición de la política municipal propia del PSRM.

Para ello es imprescindible el apoyo y asesoramiento de los grupos municipales, así como la coordinación de la política municipal. Será una prioridad en nuestra Ejecutiva el área Municipal e Institucional, donde se coordine el trabajo y apoyo a grupos municipales y al Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional.

Es fundamental mejorar la coordinación del partido con las instituciones en las que estamos representados (Asamblea Regional y ayuntamientos) de modo que nuestros representantes encuentren el apoyo orgánico que precisen en su acción política y viceversa.

Trabajo en los municipios y participación, dos conceptos que nos llevan a concebir los Ayuntamientos como escuelas de participación ciudadana: presupuestos participativos, información y gestión abierta y expuesta en las redes sociales, etc.

 

Un partido conectado con la sociedad.

Incremento de la presencia del Partido en la vida cotidiana. Y ahí deben jugar un papel fundamental las casas del pueblo. Han de recuperar su razón de ser adecuándose a los tiempos actuales, deben transformarse en lugares de encuentro y convivencia, potenciando la actividad sociocultural y la atención a los  ciudadanos. Han de ser un punto de referencia en cada barrio y en cada pueblo.

El Partido, sus militantes, han de implicarse en la sociedad murciana. Es un trabajo de todos, de todo el que se llame militante, pero es una obligación de los cargos políticos de nuestro partido. El método para llevarlo a cabo ha de ser prioritario. Pero es fundamental estar presentes y recuperar protagonismo en asociaciones de vecinos, AMPAS, asociaciones culturales, deportivas… Y ahí deben jugar un papel importante los militantes y simpatizantes.

Escuchar a la sociedad civil y recoger aquellas reivindicaciones que sean justas. Movimientos como el 15-M muestran un descontento y una desconfianza latente en el sistema político actual. No podemos dar la espalda a este tipo de movimientos.

Y en este punto es importante referirse a la participación y las relaciones del PSRM con la sociedad, otras de las áreas que cobrarán importancia en la próxima dirección del partido, con el imprescindible reto de recuperar el terreno perdido en este ámbito.

Debemos llegar a constituir una Plataforma de asociaciones, organizaciones sociales y colectivos que mantengan una alianza estratégica funcional con el partido.

Es fundamental establecer vínculos de unión con instituciones y organizaciones dirigidos al diálogo y el propósito de entendimiento, si bien siempre presididas por los valores socialistas que nos identifican.

Estamos obligados a buscar lo que nos une con las organizaciones sindicales, sobre todo en un momento histórico donde los derechos de los trabajadores están sufriendo un ataque como jamás se había visto en la democracia.

 

Un discurso propio para el PSRM-PSOE.

Información y Formación.

Proponemos un PSRM con identidad y criterios propios dentro del PSOE. La sociedad murciana nos tiene que volver a ver como defensores a ultranza de nuestra Región por encima de nuestro Partido.

Y para ello, tenemos que elaborar y transmitir un discurso único, propio, sencillo y creíble en el PSRM. Debemos unificar un discurso para esta Región. Y para ello, es fundamental la coordinación de todas las agrupaciones y representantes orgánicos e institucionales.

Para poder elaborar un discurso efectivo necesitamos conocer qué es lo que realmente piensan los ciudadanos, y convencidos de ello, un área de la dirección trabajará en el conocimiento de las inquietudes y necesidades de la ciudadanía.

Y para conseguir este objetivo de “colocar” nuestro mensaje son fundamentales la comunicación y la formación.

No basta con tener un discurso y unas ideas. No basta con trabajar mucho y bien. Hay que transmitirlo a la ciudadanía. Pero, además, hay que formar a nuestros militantes y simpatizantes para que sean capaces de transmitir nuestros valores y nuestras propuestas. Y, muy importante, tenemos que formarnos para estar preparados para llevar a la práctica nuestros proyectos, que deben ser los de una sociedad murciana y progresista.

Nuestro proyecto en materia de formación tendrá como objetivo seguir la tarea realizada hasta la fecha, impulsándola con mayores recursos, acercando la formación a las Agrupaciones y poniendo en marcha una Escuela de Formación con sede fija y que llevará el nombre de  nuestro compañero, José Ramón Jara Vera.

Nuestro modelo de Región.

Desde el Partido debemos abordar los problemas que preocupan a nuestros conciudadanos cuanto antes. Y debemos entrar en temas que han sido conflictivos y que la manipulación del PP y nuestra posición poco clara en algunos momentos nos han supuesto una importante pérdida del apoyo de los ciudadanos de nuestra Región. Hablamos del AGUA, de la política hídrica.

La Ponencia Marco se refiere a la “garantía inexcusable de los recursos hídricos” y la necesidad de “blindar el actual Trasvase Tajo – Segura, dejando la puerta abierta a la posibilidad de estudio y ejecución de otros trasvases y aportes de agua provenientes de otras cuencas”. Y todo ello, dice que debe aparecer de forma explícita y clara en el futuro Estatuto de Autonomía. Hacemos nuestra esta posición.

Hay que abrir un proceso de estudio y debate en el Partido. Y para ello, tenemos que contar con las opiniones y la colaboración de quienes más conocen este tema. Tenemos en el PSRM compañeros y compañeras que pueden aportar mucho a este análisis, sin olvidar tampoco las opiniones y aportaciones de fuera del Partido. Hay que definir de una vez por todas y de una forma clara y concisa la postura del PSRM en materia de política hídrica.

Tenemos la obligación de aportar soluciones, en este y en el resto de problemas que acucian a nuestra sociedad. Debemos mostrar nuestras soluciones, desde un prisma socialista, de izquierdas. Para ello entendemos que es importante establecer una alianza estratégica de la izquierda para desarrollar un proyecto de Región basado en la solidaridad, la sostenibilidad, el desarrollo económico y el bienestar social.

Debemos establecer como claras prioridades la generación de empleo y la formación para los jóvenes, y luchar contra la economía sumergida y el fraude fiscal y lograr una mayor cohesión salarial.

Nuestro modelo de desarrollo ha de basarse en la educación y la formación, en la diversificación económica, la cohesión territorial y el desarrollo de los recursos propios, la tecnología y la modernización de nuestro tejido económico de carácter autóctono, sobre todo de la pequeña y mediana empresa. Esto permitirá la reactivación económica y la generación de empleo, tan necesaria en nuestra Región.

Y nuestros sectores estratégicos han de ser la I+D+i, donde las Universidades públicas han de desempeñar un papel fundamental, las energías renovables y el turismo ligado al desarrollo local y al medio rural.

Los servicios públicos básicos han de ser garantizados de forma permanente, tanto a nivel interterritorial como a nivel intergeneracional. Por ello, han de ser garantizados a través de su inclusión en el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia y todos los ciudadanos han de saber cuáles son esos servicios básicos a los que se tiene derecho.


No aplacemos la solución.

Hay que abordar ya la renovación del Partido. Nuestro concepto de renovación significa un cambio en la forma de hacer las cosas, en la forma de entender el Partido y en la forma de hacer política.

Los ciudadanos esperan del PSOE una respuesta progresista a la dramática situación que muchos de ellos están viviendo. No podemos ser percibidos como un grupo endogámico preocupado únicamente en sus cuestiones internas, en sus pequeñeces, mientras la Región se desmorona a nuestro alrededor. A la gente le importa muy poco lo que pase en el Congreso de los socialistas. Lo que les preocupa de verdad es el día a día, el desempleo, llegar a fin de mes, la hipoteca, las listas de espera en los hospitales, el deterioro de la educación pública…

En esa tarea estamos implicados y comprometidos, y para ello tod@s somos necesari@s.

Este es nuestro proyecto, un proyecto colectivo, un proyecto abierto.

 

Comments are closed.